Endodoncia

Cuando un diente ha sido infectado, o bien si ha sufrido algún tipo de lesión, debe ser tratado cuanto antes. ¿Cómo se hace? Por medio de la endodoncia.

Una endodoncia, también conocida de forma popular como “matar el nervio”, es un tratamiento consistente en la extracción de la pulpa dental del interior del diente que ha sido infectado y que se encuentra dañado.

Dicha pulpa dental es un tejido blando compuesto por tejido conectivo, vasos sanguíneos y nervios, de ahí la concepción común de llamar al tratamiento “matar el nervio”. Cuando dicha pulpa infectada puede provocar dolores, molestias e incluso tiene la capacidad de afectar a otros dientes y a la boca en general, hay que intervenir con celeridad. No hay que olvidar que esa pulpa se extiende hasta la corona desde el extremo de las raíces. Una actuación pronta y rápida es la mejor solución para el bienestar del paciente.